¡Invierte bien, invierte en un seguro!

un seguro

Empezaremos este artículo hablando sobre lo que es un seguro. Es un instrumento financiero que nos ayudará a protegernos económicamente ante siniestros no contemplados.
Este contrato se realiza entre la persona que va a adquirir una póliza (asegurado) y una compañía de seguros.
El asegurado, por medio del pago de una prima (costo total del seguro) transfiere a la aseguradora el desembolso monetario que se generaría por aquellos aspectos amparados en la contratación del seguro.
Entre mayor sea el riesgo transferido más costoso será el seguro.
El invertir en un seguro nos proporciona tranquilidad. El pensar en nuestra familia y actuar de manera preventiva, puede ser la razón principal por lo que contratemos un seguro.

¿Por qué debemos considerar un seguro como una inversión y no como un gasto?

Recurriremos a los conceptos básicos de contabilidad.
Gasto, es la erogación monetaria del que no se espera un beneficio a futuro.

Inversión, es la colocación de dinero con el objeto de obtener un beneficio o una ganancia.
El beneficio sería que, en caso de un suceso inesperado, la compañía aseguradora deberá brindarnos el respaldo económico, legal y asesoramiento durante el proceso.
No olvidemos que todo esto dependerá del seguro que hayamos contratado.

Es por esto que, un seguro debe ser considerado como una inversión, deseando nunca ocuparlo.

¡Seguros personales en los que podemos invertir!

Seguros personales, son aquellos que comprenden todos los riesgos que pueden afectar a una persona y a su familia en su integridad física, salud, economía o existencia.

Seguros de vida: es aquel que sirve para que los beneficiarios tengan un respaldo económico, en el caso de que el asegurado muera.
Seguros de gastos médicos mayores: son las pólizas que se contratan para prevenirnos de un fuerte desembolso en caso de una enfermedad o un accidente.
Los seguros de autos o de motos: aquellos que adquirimos con la finalidad de evitar un gasto mayor cuando ocurra un accidente o un robo.
De hogar: es aquel que protege tu patrimonio en caso de un siniestro. Puede ser por robo, incendio, explosión o desastres naturales.
Seguro de ahorro o inversión: seguro mediante el cual el asegurado se compromete a abonar una prima periódica con el fin de ahorrar. Al cabo de un tiempo, tú decides la cantidad que te será entregada.

Invertir en un seguro es una gran alternativa para resguardar tu patrimonio y a lo que más quieres…tu familia.

Seguros AES te ofrece los mejores planes con las mejores compañías de seguros. Para nosotros el cliente es primero y siempre estaremos dándole la mano en los momentos más difíciles.

No Comments

Post a Comment

Comment
Name
Email
Website